Rejuvenecimiento facial sin cirugía

Acudir a un centro profesional para realizarse un rejuvenecimiento facial ha dejado de ser un lujo exclusivo de las celebridades. Las investigaciones científicas y el desarrollo tecnológico en el campo de la medicina estética han hecho posible que los procedimientos para mejorar la elasticidad de la piel estén alcance del público en general, siendo no sólo más asequibles, sino también más efectivos, ofreciendo resultados que nunca sin necesidad de recurrir a la cirugía.

En este artículo vamos a hablar de uno de los tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía más populares de los últimos años: las ondas de choque.

¿Es posible realizar un rejuvenecimiento facial sin cirugía?

Desde hace años, los hilos tensores, la blefaroplastia y el lifting o estiramiento son técnicas habituales de rejuvenecimiento facial en muchos centros de estética. Aunque no negamos que se trate de métodos muy efectivos, tienen un inconveniente: todos son invasivos en mayor o menor grado.

Es un hecho que la anestesia y el bisturí tienen un gran poder de disuasión en muchos pacientes. Incluso los que están dispuestos a someterse a una intervención quirúrgica, optarían por un tratamiento no invasivo si este ofreciera beneficios similares.

Por este motivo, durante los últimos años los centros de investigación centrados en la medicina estética han estado trabajando en opciones alternativas para los pacientes que garantizasen un rejuvenecimiento facial relevante sin recurrir a la cirugía. En la actualidad, ya existe esta posibilidad.

Un equipo de expertos en medicina estética ha desarrollado un procedimiento que logra excelentes resultados mediante la aplicación de ondas de choque en la cara. Pero… ¿en qué consiste? Veamos.

Terapia de ondas de choque para la cara: AWT Skin Care

AWT Skin Care es un tratamiento facial de ondas de choque que recurre a frecuencias acústicas para estimular la formación de colágeno y aumentar la irrigación de los vasos sanguíneos. De esta manera, mejora la elasticidad y aumenta la firmeza de la piel, lo que contribuye a eliminar y atenuar las arrugas, las líneas de expresión, la papada y la flacidez en la cara de forma natural.

La terapia de rejuvenecimiento facial con ondas de choque comienza con la aplicación de un gel en la zona a tratar, un paso necesario para que se transmitan de manera adecuada por la piel y penetren más allá de las capas superficiales. A continuación, se conecta un cabezal o aplicador a un aparato, y se ejerce un poco de presión.

Este método de rejuvenecimiento facial sin cirugía es prácticamente indoloro. Por lo tanto, no hace falta administrar anestesia local ni algún otro fármaco. Con todo, si alguien se queja de molestias o incomodidad, siempre es posible disminuir la intensidad de las ondas.

Para obtener resultados satisfactorios a largo plazo, los pacientes deberán someterse a un mínimo de cinco sesiones de media hora o menos, una o dos veces por semana. La cantidad precisa de visitas a la clínica dependerá de la magnitud del daño en la piel.

¿Deseas mejorar la calidad del servicio de tu clínica y llegar a un público más amplio? Entonces, deberías considerar invertir en un equipo de ondas de choque AWT Skin Care. Somos distribuidores oficiales de Storz Medical en el ámbito de la medicina estética. ¿Te gustaría conocer de primera mano como funciona la terapia? Rellena nuestro formulario, y nos pondremos en contacto contigo.