¿Se puede evitar la piel flácida al adelgazar?

El cuerpo humano se adapta de tal modo a cualquier circunstancia que termina por sufrir el efecto de determinados procesos. Tal es el caso de la piel, que al ser un tejido flexible que se estira, en vez de romperse, cuando se gana peso, tiene la tendencia a volverse flácida cuando se pierde. Esto es particularmente cierto en el área de los brazos, el abdomen y las caderas.

Afortunadamente, existe un tratamiento muy efectivo para evitar la piel flácida al adelgazar. Se trata de la terapia de ondas acústicas de choque. Tiene un enfoque preventivo y es ideal para quienes han decidido ponerse a dieta. Pero antes de hablar de este procedimiento, veamos por qué la piel se vuelve flácida.

¿Por qué surge la piel flácida cuando adelgazas?

La flacidez se presenta cuando la epidermis pierde la tensión que la caracteriza y se vuelve holgada. Pero, ¿a qué se debe este fenómeno?

Pues bien, la piel es un tejido flexible. Cuando la presión que ejercen las grasas sobre esta se reduce, se deteriora la fibra de colágeno, lo que produce la indeseable laxitud. Este repentino cambio en la masa corporal causa “colgajos”. Si bien no se trata de un problema serio de salud, sí es un inconveniente estético que afecta la autoestima de hombres y mujeres por igual.

Además de la pérdida de peso debido al cambio a un estilo de vida saludable, existen otros factores que reducen la firmeza de la piel. Estos incluyen el llevar una alimentación poco saludable, el envejecimiento, la exposición prolongada al sol, el tabaquismo, la falta de actividad, y el embarazo.

Ondas de choque para evitar la piel flácida al adelgazar

Como comentamos antes, evitar la piel flácida al adelgazar es posible. Una de las maneras más eficaces de lograrlo consiste en recurrir a la terapia de ondas de choque de Storz Medical.

Esta técnica está indicada para diferentes tipos de tratamiento de la piel, uno de los cuales es la flacidez. Las ventajas que ofrece la terapia para la epidermis incluyen la mejora en su elasticidad y la reafirmación de los tejidos muscular y conectivo. Y son precisamente estos beneficios los que ayudan a combatir la pérdida de firmeza.

Asimismo, esta terapia produce excelentes resultados en el combate a la celulitis, el aplanamiento de cicatrices, la desaparición de estrías y la quema de grasas. También actúa de forma eficaz para definir el contorno del rostro, mejorar el tono muscular y disminuir las arrugas en la cara.

Las personas que se someten a este procedimiento no sufren de ningún dolor o molestia. Todo lo contrario, es una experiencia agradable, como si se tratara de un masaje de relajación.

El tratamiento de ondas acústicas de choque es justo lo que tu clínica de estética necesita para atender los problemas de flacidez de tus pacientes. Si quieres conocer más a fondo como funciona el equipo, rellena nuestro formulario de contacto para solicitar tu demo sin coste alguno.

Pide una demo
Demo sólo disponible para profesionales